Castillos y museos: Hattingen tiene mucho que ofrecer

Castillos y museos: Hattingen tiene mucho que ofrecer sobre esto, casi ninguna otra ciudad de la Cuenca del Ruhr reune tanto en este aspecto, pues Hattingen está situada entre dos castillos . Son el castillo de Blankenstein y el castillo de Isenburg, los restos de dos fortalezas históricas, estos dos nos traen a la memoria la época hacia el año 1200. La histórica ciudad celebraba en el año 1996 su 600 aniversario de su fundación. Exactamente es la combinación entre su modernidad y su carácter medieval lo que motiva una buena parte del encanto de esta ciudad, situada entre los dos castillos al borde de una de las serpentinas del río Ruhr.
Testigos de la historia de la ciudad se encuentran a cada paso. La antigua ciudad miembro de la asociación comercial hanseática, fascina hoy por el admirable casco histórico de la ciudad. Aquí se mezclan callejuelas románticas con viviendas adaptadas a la vida moderna, entre ellas hay también diferentes tipos de comercios que motivan un centro vital, así se etrelazan idealmente la vida de una ciudad moderna con el encanto medieval. Por esta causa es Hattingen un punto de atracción para muchos que vienen a comprar o a desahogarse.
Ir de compras por el histórico casco antiguo.
La zona comercial y peatonal de Hattingen atrae a los vecinos de las grandes ciudades colindantes. La activa vida comercial se integra con la detalladamente restaurada ciudad antigua. Aquí encontramos alrededor de 150 Boutiques, adosadas a tiendas de cualquier ramo comercial y a diversos establecimientos de servicios. Al final de la zona peatonal se encuentra un gran centro comercial. El sol resplandeciente del atardecer anima este escenario como si todo ellofuera un colorido bazar. A pesar de que la circulación de coches se ha apartado bastante del núcleo urbano, se ha hecho gran hincapie en la movilidad de la circulación privada y pública, con este motivo se encuentran dos grandes aparcamientos en la ciudad.




Ante todo se divierten en el casco antiguo los clientes forasteros. Los diversos bares, restaurantes y cafés convierten el día de compras en un deleite. Ultimamente se han restaurado las casas de construcción de entramado y los edificios antiguos. Estos edificios con su típica construcción dan un ambiente muy especial a la vida moderna que allí tiene lugar, así se tiene la sensación de que se vive en un mundo extraordinario. Se han restaurado alrededor de unas 150 casas de construcción de entramado junto con otros monumentos. Alrededor de la curiosa torre inclinada de la Iglesia de San Jorge se agrupan algunas callejuelas en las que las casa parece como si sus tejados inclinados hubieran crecido juntos. La plaza ante esta iglesia posee una orginalmente perfecta unidad de edificios, que es única en la región de Westfalia. Algunas nuevas construcciones en esta zona se integran con armonía en el casco antiguo de Hattingen.
Allí donde el bosque se acerca a la ciudad
En el sur de la ciudad empieza la atractiva zona de descanso con el nombre de "La suiza de Elfrinhausen". Este bosque municipal se aproxima a la ciudad hasta la distancia de unos metros. En realidad más de una cuarta parte del territorio urbano está cubierta de bosque. No hay otra ciudad de la zona central de la Cuenca del Ruhr que tenga tanto bosque por habitante como Hattingen. Aquí en la "Suiza de Elfrinhausen" bordean cómodos senderos que se extienden por montículos y valles, los arroyos que serpentean la zona, aquí se revive lo que se conoce con el nombre de «paisaje cultural», este se compone de bosques extensos, lagunas, charcas, arroyos , setos, praderas, zonas pantanosas, campos agrícolas con sus adornadas casas rurales, todo esto aparece como un mosaico hecho de un paisaje lleno de vivencias , sobre él vuelan los milanos y las abutardas, incluso el alción se ha convertido en una especie autóctona de la zona, también aquí florecen las orquideas y pacen los ciervos recelosos.



Haga Ud. senderismo por los pericuetos del barrio de Holthausen, o por el "Marquesado de los viticultores"(Winzermark), incluso por los caminos al borde del río Ruhr. Combine Ud. los paseos en bicicleta y los viajes en el tren museo con una vuelta en barco sobre el lago de «Kemnade». En efecto Hattingen ofrece una abundancia de combinaciones en este aspecto, con un paisaje para el descanso acompañado de la infraestructura de una de las más fuertes regiones económicas de Europa.
Hattingen tiene algo especial
Como Uds. pueden comprobar, en Hattingen no se trata de un resto de un sueño histórico, sino de una moderna ciudad con una infraestructura ejemplar y una alta calidad de vida. Aquí encontrará Ud. un comercio y unas empresas llenas de vida mirando al futuro. Aquí la gente se siente atraída por la simpática simbiosis entre vivir e ir de compras, trabajar y descansar. Pero Hattingen no vive solo de su fama como ciudad atractiva y agradable para vivir, sino que por su constante desarrollo urbano, es de especial interés.

Como forastero en Hattingen

Si Ud. se siente invitado a comer en Hattingen, entonces podrá saborear platos de cualquier gusto, desde una salchicha en salsa curry picante, hasta una pechuga de faisán, o desde una sopa de puchero de guisantes, hasta salmón en salsa de gelatina al champán. En Hattingen Ud. puede cumplir el deseo de dejarse mimar por cualquier especialidad. Para empezar por la mañana, puede tomar en un bufete un opulento desayuno y finalizar el día por la tarde con unas jarras de cerveza en un tasca del casco antiguo de la ciudad. Entretanto se ha pasdo un día lleno de impresiones y diversiones. Así ha transcurrido un día de compras por los multicolores comercios del casco antiguo, una gira por los acogedores restaurantes, tascas y cafés. Al tiempo ha realizado Ud. un viaje a la Edad Media y una excursión por la naturaleza, al final se sentirá totalmente recuperado y satisfecho con los deleites de su paladar. Caso de no realizar todo esto en un día, lo que sería normal, entonces prolongue su estancia en la ciudad, pues Hattingen dispone de numerosas plazas de hotel, incluso para familias enteras.

La cultura
Incluso quién después de pasear desasosegadamente, todavía tiene el deseo de saborear la cultura, encontrará en Hattingen lo que necesite. Así le ofrece la "Galería municipal" un sin número de eventos culturales, esta está situada dentro de los muros del reconstruído y de forma ejemplar restaurado "Antiguo Ayuntamiento" ubicado dentro del casco histórico de la ciudad. Además hay que enumerar las exposiciones, pequeñas actividades culturales como cabaret, lecturas, conciertos de cámara, además de otras ofertas musicales. En verano se reanima la zona peatonal por medio de actividades de gran colorido, así p.ej. "El verano de la ciudad antigua". Cada año se celebra "La fiesta del casco antiguo de la ciudad", en ella se ofrece sobre templetes en distintas partes de la ciudad un programa de calidad única en música Rock, Blues, Hiphop y Clásica, actuaciones de coros y acrobática. A partir del año 2002 se pueden visitar en Hattingen nueve museos, lo que parece increible. Entre estos se encuentran tres de significado transregional, como el museo westfaliano "Museo de industria Henrichshütte", o "El museo westfaliano de bomberos". Ultimamente se ha inagurado un nuevo museo municipal en el barrio de Hattingen-Blankenstein.




Historia arte y cultura bajo un mismo techo
En el año 2001 se pudo inagurar el museo municipal de Hattingen en Blankenstein. Está situado a cierta altura sobre una orilla del río Ruhr en el admirable casco histórico de Blankenstein. A un costado del castillo tiene su domicilio, en un edificio histórico de hacia la mitad del siglo 19 perteneciente a la administración pública de Blankenstein. Tras las elegantes fachadas de piedra arenisca se han instalado amplias dependencias de gran claridad para exposiciones, seminarios y otras actividades del museo. La exposición permanente sobre una superficie de unos 600 metros cuadrados tiene como fin introducir a la historia de la ciudad de Hattingen y de su entorno. En el centro del edificio se ha construído una rotonda, que permite entrar en la historia de la ciudad de forma imaginaria, como si fuera posible caminar por un libro de historia. Alrededor se han instalado libros en gran formato, que invitan a curiosear y rebuscar los diferentes temas, estos documentan en textos e imágenes la historia de Hattingen y de su región. Una parte de los enseres del museo los encuentra el visitante en las llamadas «cámaras de objetos».



Arte..., cultura…
Además de la exposición permanente existe una segunda fase del museo con los departamentos de exposiciones a corto plazo. Así se tienen exposiciones de cambio períódico sobre cultura, arte, o de historia del desarrollo tecnológico.


Pero si todo esto no fuera suficiente para Ud.. Entonces tiene Ud. la posibilidad de visitar fácilmente desde Hattingen los 130 museos de la Cuenca del Ruhr. Incluso los expctadores del espectáculo Starlight-Express en Bochum, o de las atracciones de la Gruga-Halle en Essen, o de la Westfalenhalle en Dortmund y de otros espectáculos culturales de este tipo con renombre internacional, pueden tras estas visitas dormir sosegadamente en un hotel de Hattingen.

TOURIST INFORMATION

Tourist Information


Haldenplatz 3

D-45525 Hattingen



OPEN

Mo - We, Fr: 9.00 - 13.00 Uhr and

                  14.00 - 17.00 Uhr

Th:               9.00 - 13.00 Uhr and

                  14.00 - 18.00 Uhr

Sa:             10.00 - 15.00 Uhr


Stadt Hattingen

Postfach 80 04 56
45504 Hattingen
Tel. +49 (2324) 20 40
E-Mail:


IMPRESSUM / DATENSCHUTZ